ACONCAGUA

El BAFOCLA y su aporte cultural a Los Andes y el Valle de Aconcagua

158Visitas

 

 

Los colores, los ritmos y el desplante de los integrantes del Ballet Folclórico Ciudad de Los Andes llenan de alegría los distintos lugares y recintos donde el BAFOCLA se presenta.

 

Un día 2 de junio de 2002 nació oficialmente el Ballet Folclórico Ciudad de Los Andes. Hoy, 16 años después, esta gran familia unida en torno a las tradiciones se encuentra más viva que nunca, con presentaciones e invitaciones a lo largo de todo Chile y también con presencia en el extranjero. Sus integrantes, liderados por el director Rescner Vergara, se llevan los aplausos del público cada vez que son parte de alguna gala o fecha importante.

 

Ahora último, celebraron un nuevo cumpleaños, engalanaron el aniversario de la ciudad de Los Andes e hicieron disfrutar a los más pequeños de la comuna en la celebración del Día del Niño, siempre contando con la presencia de los elencos que le dan vida al ballet, Semillitas, Bafoclitos, Academia, elenco Estable y los Músicos. Siempre están en movimiento, innovando, creando, con una nutrida agenda que los ha llevado a representar a la ciudad tanto a nivel nacional como en el extranjero.

 

Dignos embajadores culturales de Los Andes donde van: el Norte, el Sur de nuestro país, Latinoamérica también sabe de los talentos y unión de esta familia que vive en torno a nuestros bailes tradicionales.

 

Esperan seguir en la misma senda, difundiendo la cultura chilena a través de la danza. Rescner Vergara, fundador y director del BAFOCLA señala: “Estamos muy contentos, como director y como representante de todos los elencos, muy emocionado de todo lo que hemos vivido y compartido”.

 

El Alcalde Manuel Rivera también celebra la existencia y trayectoria del ballet característico de nuestra ciudad: “Siempre de la mano de Rescner Vergara, muy contento porque partimos hace mucho tiempo y cada vez se han ido superando más, mis felicitaciones al querido BAFOCLA”.

 

Leave a Response

es_MXSpanish
es_MXSpanish